Comprar Sexo No Es Deporte

Comprar sexo no es deporte

 

El Foro de Turismo Responsable lanza junto a organizaciones españolas e internacionales la campaña #ComprarSexoNoEsDeporte que exige a España, a la Federación Española de Fútbol y a los jugadores que se comprometan por un Mundial sin explotación sexual

Brasil es la sexta economía más grande del mundo con 200 millones de habitantes y es el anfitrión del Mundial que arranca esta semana. Aproximadamente 600.000 turistas y 3 millones de brasileños se desplazarán para asistir a los partidos. Desgraciadamente muchos individuos aprovechan estos eventos deportivos para el turismo sexual, ya que Brasil es uno de los países, con el índice de turismo sexual más alto junto con República Dominicana, Costa Rica, Venezuela y Puerto Rico.

Ante esta situación el Foro de Turismo Responsable, junto a la Coalición Internacional contra el tráfico de mujeres, niñas y niños (CATW-España) y 10 organizaciones españolas (Médicos del Mundo, Comisión de investigación contra los malos tratos, Plataforma por la abolición de la prostitución, Federación de Planificación Familiar Estatal, Federación de ONGD de Madrid, Iniciativas de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Alianza por la Solidaridad, Paz y Desarrollo, Tertulia Feminista Alternativas Insólitas), pedimos a España, a la Federación Española de Fútbol y a los jugadores de la selección que se comprometan para poner fin a la  trata y a la explotación sexual. Así mismo queremosanimar a la ciudadanía española a firmar el manifiesto a través de la página web y a moverlo en redes sociales con el HT #ComprarSexoNoEsDeporte

Hay claros vínculos entre el aumento de la demanda, la creciente explotación de mujeres, niñas y niños en el comercio sexual y los grandes eventos deportivos,donde proxenetas y tratantes proveen a los compradores de sexo con la oferta de seres humanos vulnerables. Desde que se iniciaron las grandes obras para albergar este Mundial  se ha producido un aumento considerable de las denuncias y los casos de explotación sexual, como las producidas alrededor de la construcción del estadio, Arena Castelão en Fortaleza. Los casos denunciados afectan a menores de edad en un contexto de pobreza extrema, que se prostituyen a cambio de un plato de comida o 10 reales. Por su parte, el gobierno brasileño ha invertido miles de millones para construir el estadio, pero no ha invertido lo suficiente para evitar la explotación sexual y en garantizar condiciones de vida digna a la población de los alrededores. El Gobierno de Brasil ha tomado medidas para prevenir la trata sexual en el país, especialmente la infantil, invirtiendo 4 millones de dólares para asistir víctimas, promover campañas sobre la trata de personas e incluso prohibiendo la entrada en el país de personas con antecedentes por este tipo de delitos. Sin embargo, esta cifra no es comparable con los 10.000[1] millones de dólares, según datos del gobierno brasileño, invertidos en estadios infraestructuras, movilidad, seguridad, etc. Los gobiernos deben incrementar sus esfuerzos para prevenir, erradicar y sancionar la trata sexual conforme a lo establecido en el Protocolo de Palermo de Naciones Unidas, ratificado por 159 países, incluidos Brasil y España. Ante la situación de Brasil descrita anteriormente declaramos lo siguiente.  EXIGIMOS:

  • A los 32 países que participan en el Mundial de Fútbol Brasil 2014, y en especial a España, y que han ratificado las convenciones y/o protocolos internacionales contra la trata de personas: a tomar una posición oficial contra el turismo sexual que acompaña y aumenta durante los eventos deportivos.
  • Al comité de la FIFA, su presidente, los directores de los equipos nacionales, directivos, entrenadores, personal técnico y a los jugadores: promover el “juego limpio” en un torneo deportivo libre del turismo sexual.
  • A los jugadores de las selecciones nacionales: a que se comprometan a no utilizar a las mujeres en situación de prostitución, ya que son modelos para los jóvenes y sus acciones influyen en su comportamiento social.
  • A las agencias de turismo en todo el mundo: a que promuevan el turismo ético, libre de violencia contra las mujeres y las niñas.
  • A las personas individuales, organizaciones e instituciones: a unirse a esta causa a favor de una vida libre de explotación de las mujeres y niñas el comercio del sexo.
  • A todo el público en general: a comprometerse a no convertirse en cómplices de la explotación sexual de mujeres y niñas, tanto legal como culturalmente no aceptando la prostitución como un “trabajo”.

[1] De acuerdo con datos suministrados por el gobierno brasileño, el país lleva invertidos casi 3.600 millones  de dólares en la construcción de estadios y 7.800 millones en infraestructura (3.600 millones se destinaron a obras para mejorar la movilidad urbana y el transporte público,  2.800 millones en aeropuertos; 845 millones en seguridad; 267 millones en puertos; 178 millones en telecomunicaciones y una cifra similar entre turismo y otras instalaciones).

Para más información y gestión de entrevistas:

Carolina García cgarcia@aporsolidaridad.org 665223140

Portavoces: Asunción Miura (enlace en España de la Coalición Internacional contra el tráfico de mujeres, niñas y niños)o cualquiera de las organizaciones adheridas.

Te puede interesar...

Nowhere festival
19 de junio de 2016
Festival Nowhere. Un no-lugar donde todo es posible. Menos vencer al polvo.
Nowhere Festival Un no-lugar donde todo es posible. Menos vencer al polvo. En un lugar perdido de los Monegros, la mirada del conductor del autobús de Therpasa que va a...
Vías de tren
25 de mayo de 2016
Hacer grandes distancias en tren en Europa: una experiencia
Hace poco me invitaron a participar en un training en Eslovaquía y me ofrecieron hasta 270€ para los costes de viaje también. Lo que se suele hace para viajar desde...
Cambodia
4 de abril de 2016
Our 2nd visit to Cambodia: Job Shadowing in Chi Phat, Chambok and Siem Reap
We had the chance to visit Cambodia for the second time as part of the Journeys of Sustainability project, a capacity building programme whose goal is to empower youth and youth workers...