Una revolución de cosecha propia: cambio radical echando raíces.

Los Dervae producen su propio alimento de un modo amable para nuestro planeta en su jardín. Una fascinante muestra de un huerto-granja en medio de la ciudad.

Crédito subtítulos: solulacia