Una oca loca

La reutilización del textíl, es algo fundamental al nivel del medioambiente. La «Oca loca», que se puede encontrar en el Gancho en Zaragoza, es un perfecto ejemplo de cómo con la creatividad podemos usar el textíl de manera sostenible. ¿Pero qué es la oca loca? Hemos tenido una entrevista para presentarla. 

Pilar Mesones nos recibe calurosamente en su tienda de costura. Dentro de su tienda, todo es artesanal, hasta la decoración, cómo un ramo de flores, creado a partir de papel, que una amiga suya ha hecho. Aquí, todos los objetos tienen una historia, porque las historias tienen muchos valores para Pilar: 

“Me gustan mucho las historias, a través de los tejidos o de las cosas. El nombre de mi tienda, proviene de una leyenda de mi pueblo, de unas locas que salvan la ciudad en una batalla. Además, que sea un nombre divertido, mi ideal  negocio siempre era como muy colorista. Me parecía un animal simpatico, un poco loco, así que me voy a inventar también un negocio un poco loco”.  

¿Que actividades podemos encontrar en tu tienda?

Tengo tres líneas. La primera es la venta de ropa de segunda mano que la gente me las donan yo las transformo un poquito y después las vendo. Luego la preparación de prendas, otra información, es que estoy haciendo bastantes prendas, arreglo las que están estropeadas, las transformo de una otra manera. Porque bueno, no hay nada más ecológico y medioambiental que arreglar y reutilizar las prendas. Y la tercera línea, la parte con poco más de creactividad, artesanal, lo que hago es la transformación total de las prendas, convertirlas en materiales completamente diferentes. Como, por ejemplo, a partir de una corbata, voy a crear peluche de serpiente.  

Trabajo mucho con las corbatas y eso parte de un viaje en Italia. Siempre viajo con una maleta vacía, porque siempre me gusta encontrar tesoros en otros sitios, y durante un viaje a Italia, en un mercadillo, una colección de corbatas muy chulas, con esos tejidos italianos también, y entonces la compré, sin saber muy bien lo que voy a hacer con algo que tiene tan poca tela y nació así. “ 

 

¿Entonces te dedicas al recilcaje y a la recuperación textíl, a través de la costura, como viene tu interés por el medioambiente ?

“Cúando tenía 17 años, un amigo me regaló, algo que fue importante en mi vida, que es una subscrición anual a una revista de medioambiente, ecología. A través de esa revista, descubrí un mundo, cosas que hoy decimos que son alarmantes, ya estaba previniendo de esto hace 35 años. Entonces, a pesar de que ahora nos alarman mucho de que tenemos consciencia yo creo que falta mucho. En mi opinión, más que el problema industrial, el problema es la actitud de la gente al nivel del consumo. La gente compra sin necesidades solamente porque ve en una tienda algo barato, porque las tiendas te estimulan mucho para que compres. Porque si pensáramos “¿lo necesito? Muchas veces no lo compráramos, y sin frustración porque si no lo necesitamos nos frustra.  Sin embargo, como hay muchas más informaciones que antes hay un pequeño cambio de actitud. La gente empieza a darle valor a por ejemplo las prendas de segundo mano, porque antes cúando decía que las corbatas eran de segundo mano, la gente reaccionaba con repugnancia. Ahora como hay más tiendas de segunda mano, es mejor, pero en algunos sitios se queda la idea de que el vestido de segunda mano no es uso sino sucio. Se ha mentalizado un poco a la gente de que hay que consumir de otra manera, porque antes el uso le quitaba valor al producto, y ahora como que le suma valor, a que sea un producto recuperado.” 

¿Por qué motivo la gente viene en tu tienda?

Lo que buscan es algo de diferente al tema del mercado, la parte de servicio de los arreglos, hay muy pocos sitios que hacen una costura profundizada. Además, buscan algo que sea artesanal, por ejemplo, para un regalo, vienen aquí porque piensan que van a encontrar algo diferente. Es la diferenciación. Además, al nivel local, en Zaragoza, hacemos con el pequeño grupo de comerciantes del barrio cada primer viernes del mes, una actividad, dentro del programa que se llama “viernes al gancho”, El pequeño comercio, intentamos hacer una llamada de atención, para que la gente sepa que estamos aquí. Dentro de las actividades, cada comerciante que le apetece propone una actividad y asi se ha quedado fijo. La idea es la reunión social, a través de las actividades manuales como la costura, talleres con niños y con adultos de reutilización de distintos elementos.” 

¿Cuales son tus consejos para consumir de manera más sostenible?

Con una amiga que tengo desde de mi infancia, hemos quedado al final de cada mes, de intercambiar ropa. Es una cosa muy chula, muy divertida, que todos podemos hacer, porque tenemos cosas un poco viejas del armario, y me gústan que las cosas que tienen una historia, que no terminan en un contenedor. Qué si vale la historia de esas prendas.”

¿Que te gústa en el reciclaje del textíl, o en el efecto de vivir de manera más sostenible?

“Me desarrolla creativamente, me da mucho impulso y me siento mucho mejor que con un trozo de tela nueva. Además, me parece bonito de pensar que ha tenido una historia que cada una de las cosas que tengo tenía una historia anterior, y que va a seguir su historia. En mi opinión, me parece mejor la reutilización que el reciclaje, porque el reciclaje implica gas energético, aúnque reutilizar es simplemente otras formas de usarlo. El reciclaje está bien de hacerlo, pero si se puede evitar es mejor reutilizar que es más sostenible y más ética. Al nivel sostenible, intento de estar coherente con la idea de sentirme bien, porque consumiendo de esa manera me siento bien conmigo misma. Porque no es solamente consumo, sino una actitud también, una forma de actúar.