Un Código Ético para el turista

¿te consideras un turista responsable?

He encontrado un código para turistas que recomienda seguir la Organización Mundial del Turismo. La verdad es que no me parecen muy ambiciosos ni extensos. Además muchas de las cosas como «no traficar con drogas o armas» no creo que dejen de hacerse por este código ético.

Tampoco habla de intentar minimizar las emisiones de CO2 eligiendo transportes menos contamitantes como la bici, el bus, el tren o el barco en lugar del coche o el avión. Me gustaría destacar algo que sí se ha includo: «Comprar artesanía y productos locales». Minimizar el dinero que «vuelve» al país de origen del turista dejándolo en manos autóctonas, es una de las formas más sencillas de distribuir la riqueza.

Mientras encontramos o hacemos algo mejor, aquí os lo dejo el código de la OMT:

Código Ético Mundial para el Turismo de la Organización Mundial del Turismo

1. Ábrase a las culturas y tradiciones distintas de las suyas: su experiencia se verá transformada, usted se ganará el respeto de la población local, y ésta lo acogerá más fácilmente. Sea tolerante y respete la diversidad; observe las tradiciones y las prácticas sociales y culturales del lugar.

2. Respete los derechos humanos. Cualquier forma de explotación vulnera los objetivos fundamentales del turismo. La explotación sexual infantil es un delito punible, tanto en el lugar donde se lleve a cabo como en el país de residencia de quien lo cometa.

3. Ayude a conservar el entorno natural. Proteja la flora y la fauna silvestres y su hábitat, y no compre productos elaborados a partir de plantas o animales en peligro. Mejor biodegradables.

4. Respete los recursos culturales. Las actividades turísticas deben practicarse con respeto por el patrimonio artístico, arqueológico y cultural.

5. Su viaje puede contribuir al desarrollo económico y social. Compre artesanía y productos locales para apoyar la economía del lugar, y aténgase a los principios del comercio justo. Cuando regatee, tenga presente el concepto de salario justo.

6. Antes de salir de viaje, infórmese sobre la situación sanitaria efectiva de su destino y sobre el acceso en él a servicios consulares y de emergencia, y asegúrese de que su salud y su seguridad personal no correrán peligro. Cerciórese de tener cubiertas allí sus necesidades específicas (alimentación, accesibilidad o atención médica) antes de decidirse a viajar a un destino determinado.

7. Reúna toda la información posible sobre su destino, y dedique tiempo a entender sus costumbres, normas y tradiciones. Evite los comportamientos que puedan ofender a la población local.

8. Infórmese de la legislación vigente para no cometer ningún acto que se considere delictivo en el país visitado. No trafique con drogas, armas, antigüedades, especies protegidas, ni productos o sustancias peligrosos o prohibidos por los reglamentos nacionales.

unwto_3[1]

Estimado viajero:
«El turista y viajero responsable» es una guía práctica, que pretende ayudarle a que su viaje
sea una experiencia enriquecedora.
Los consejos que a continuación le presentamos se basan en el Código Ético Mundial para
el Turismo de la Organización Mundial del Turismo.
EL TURISTA Y VIAJERO RESPONSABLE
Los viajes y el turismo deben concebirse y practicarse como un medio de desarrollo
personal y colectivo. Si se llevan a cabo con una mente abierta, son un factor insustituible de
autoeducación, tolerancia mutua y aprendizaje de las legítimas diferencias entre pueblos y
culturas y de su diversidad.
Todos tenemos una función que cumplir en la generalización de unos viajes y un turismo
responsables. Los gobiernos, las empresas y las comunidades deben procurarlo sin duda
por todos los medios, pero usted también, en su calidad de visitante, puede apoyar
sensiblemente este objetivo de muchas maneras:
1. Ábrase a las culturas y tradiciones distintas de las suyas: su experiencia se verá
transformada, usted se ganará el respeto de la población local, y ésta lo acogerá más
fácilmente. Sea tolerante y respete la diversidad; observe las tradiciones y las prácticas
sociales y culturales del lugar.
2. Respete los derechos humanos. Cualquier forma de explotación vulnera los objetivos
fundamentales del turismo. La explotación sexual infantil es un delito punible, tanto en el
lugar donde se lleve a cabo como en el país de residencia de quien lo cometa.
3. Ayude a conservar el entorno natural. Proteja la flora y la fauna silvestres y su
hábitat, y no compre productos elaborados a partir de plantas o animales en peligro.
4. Respete los recursos culturales. Las actividades turísticas deben practicarse con
respeto por el patrimonio artístico, arqueológico y cultural.
5. Su viaje puede contribuir al desarrollo económico y social. Compre artesanía y
productos locales para apoyar la economía del lugar, y aténgase a los principios del
comercio justo. Cuando regatee, tenga presente el concepto de salario justo.
6. Antes de salir de viaje, infórmese sobre la situación sanitaria efectiva de su destino y
sobre el acceso en él a servicios consulares y de emergencia, y asegúrese de que su salud
y su seguridad personal no correrán peligro. Cerciórese de tener cubiertas allí sus
necesidades específicas (alimentación, accesibilidad o atención médica) antes de decidirse
a viajar a un destino determinado.
7. Reúna toda la información posible sobre su destino, y dedique tiempo a entender sus
costumbres, normas y tradiciones. Evite los comportamientos que puedan ofender a la
población local.
8. Infórmese de la legislación vigente para no cometer ningún acto que se considere
delictivo en el país visitado. No trafique con drogas, armas, antigüedades, especies
protegidas, ni productos o sustancias peligrosos o prohibidos por los reglamentos
nacionales.

Te puede interesar...

20 de enero de 2021
¡Os presentamos a Clara María! Una de las voluntarias del CES, en el proyecto SCHUMAN SOLIDARITY CREW en Polonia
Noviembre 2020, Polonia   Hace un mes que he llegado a Polonia y puedo decir que ya me he visto inmersa de lleno en una cultura bastante diferente a la...
20 de enero de 2021
¡Os presentamos a Francisco! Uno de los voluntarios del CES, en el proyecto European Wings of Solidarity en Polonia
Diciembre 2020, Polonia Es increíble cómo cambia la visión de las cosas a medida que transcurre el tiempo y te familiarizas con los lugares y sus personas. Recuerdo el primer...
20 de enero de 2021
¡Os presentamos a Andrea! Una de las voluntarias del CES, en el proyecto social TUDANZAS en Barcelona
Diciembre 2020, Barcelona Intensidad. Conexión. Caos. Creatividad.  Estas son algunas de las palabras que describen mi experiencia como voluntaria en el Proyecto Social TUDANZAS. Estaba viviendo días tranquilos en Barcelona...