Las participantes de SEY:YES! proyecto en Croacia nos cuentan sobre su experiencia

DESCUBRIENDO ZAGREB


Nuestra experiencia comenzó cuando cuatro chicas de España, del norte, del medio y del sur, se conocieron en Zagreb por primera vez. Somos Claudia, Cristina, Paula e Iris, y quisimos participar en el training course Social Entrepreneurship for Youth: YES! porque nos motiva la idea de poder ayudar a las personas menos favorecidas a través de la creación de proyectos sociales. Las cuatro sentimos vocación por ayudar a los demás y nos hace mucha ilusión poder aportar nuestro granito de arena, y en este caso ha sido viajando hasta la capital de Croacia para participar en este proyecto Erasmus+ financiado por la Unión Europea, en el que hemos podido conocer de primera mano las bases de las empresas de carácter social.

Las organizaciones que nos han permitido vivir esta experiencia han sido Viaje a la Sostenibilidad, con sede en Zaragoza, que nos eligió como representantes, y OAZA, la organización croata de acogida, que se encarga de organizar el proyecto, coordinar a los participantes y llevar a cabo las actividades. El grupo procedente de Rumanía también ayudó con algunos de los talleres. Ambas entidades buscan concienciar y ayudar a los jóvenes a avanzar hacia una sociedad más inclusiva, integradora, comunitaria y sostenible. Para ello organizan intercambios culturales, training courses y actividades en los que participantes de diversos países europeos pueden intercambiar experiencias y aprender buenas prácticas.

Este proyecto ha tenido una duración de siete días en los que hemos aprendido sobre el emprendimiento social, cuyo objetivo siempre es conseguir una sociedad más justa y respetuosa, tanto con las personas como con el medio ambiente. También hemos mejorado nuestras habilidades comunicativas ya que en el proyecto han participado grupos de diferentes países: Croacia, España, Italia, Irlanda del Norte, Hungría, Macedonia del Norte, Polonia, Portugal y Rumanía.

 

VIAJE A LA SOSTENIBILIDAD, OAZA y JOYFUL KITCHEN

Nuestra organización, Viaje a la Sostenibilidad, nos ha respaldado y ayudado en todo el proceso hasta concluir el proyecto. Su sede se encuentra en Zaragoza y desde allí realizan proyectos de corta y larga duración, intercambios juveniles y cursos de formación. También ofrecen talleres, formación y asesoría sobre movilidad internacional. Su objetivo es ayudar a jóvenes a conocer un estilo de vida más sostenible a través de diferentes proyectos sobre ecología, mindfulness y emprendimiento social, y por ese motivo el proyecto SEY:YES! cumplía todo lo que intentan promover.

La organización de acogida, OAZA, nos ayudó con las partes más prácticas del viaje, cómo llegar a Zagreb sin perdernos, y toda la información y facilidades para que nos sintiéramos a gusto. Esta entidad busca promover la equidad y la sostenibilidad mediante el emprendimiento de carácter social, esto es, creando empresas cuyo objetivo sea mejorar la vida de las personas y cuidar del medio ambiente.

OAZA comenzó a realizando proyectos cortos y con el paso del tiempo pudieron abrir un restaurante especializado en comida rápida vegana, “Oaza Joyful Kitchen”. En la misma estancia tienen una sala polivalente, donde hemos podido realizar las actividades durante el proyecto. Para muchas de las personas participantes, uno de sus primeros contactos con un estilo de vida más sostenible fue darle una oportunidad a la comida vegana, ya que comíamos todos los días en el restaurante. Es un lugar muy especial, ya que el personal siempre fue muy atento con nosotros intentando que nos sintiéramos como en casa. Más allá de la deliciosa comida, lo que más agradecíamos eran sus sonrisas eternas y su buen humor cada mañana cuando íbamos a desayunar.

LAS ACTIVIDADES

Durante el training estuvimos haciendo una serie de actividades que ayudaron a mejorar nuestras competencias a la hora de llevar a cabo un proyecto.

           

Las actividades se desarrollaban en un espacio de la Joyful Kitchen; allí nos impartían la teoría, llevábamos a cabo las actividades y desarrollábamos las ideas.
El primer día, hicimos juegos para conocernos y presentaros:

• El juego del reloj
Nos dieron una hoja con un reloj; en cada hora teníamos un espacio en blanco que teníamos que rellenar con el nombre de nuestros compañeros (concertábamos citas con ellos). Una vez rellenada la ficha con doce nombres, en cada hora teníamos que juntarnos por parejas con la persona con la que habíamos concretado la cita; en cada hora Patrycja, que era la encargada de coordinar el juego, nos hacía una pregunta y sendas personas teníamos que contestar la misma.

• El juego de los nombres
Cada uno de los participantes teníamos que decir un adjetivo que empezara con la inicial de nuestro nombre y hacer un movimiento corporal; el resto de los compañeros, antes de presentarse, tenía que repetir el adjetivo y movimiento de cuatro compañeros anteriores, de esta manera, nos facilitaba el recordar el nombre de los participantes. Una vez hechas las presentaciones, comenzamos las actividades del proyecto. Primero hablamos sobre el concepto del emprendimiento social, cuáles eran los objetivos, así como su finalidad. A lo largo de la semana íbamos a ir desarrollando viarias ideas, tanto en términos generales, como plasmar el conocimiento sobre una idea en particular.
Hicimos varias actividades de team building. Estas actividades las prepararon participantes del grupo de Rumanía.

• Cruzar el puente
Nos dividieron en dos grupos. Nos plantearon una situación y un conflicto que resolver. Se había producido un incendio; un grupo era los bomberos y el otro grupo las personas a rescatar. El único punto de unión era un puente en el que podía pasar una persona, no podían pasar todo el grupo a la vez. Tuvimos que preparar una estrategia para resolver la situación. La primera prueba no fue bien ya que cada grupo había preparado una estrategia sin haberse comunicado uno y otro. Una segunda prueba se llevó a cabo preparando la estrategia entre los dos grupos. Sí tuvo éxito. Esto nos hizo darnos cuenta de la importancia de la comunicación a la hora de llevar a cabo cualquier proyecto.

• Memory
Había muchas cartas boca abajo en el suelo de la habitación. Cada integrante del grupo podía levantar dos cartas del suelo. Un miembro del equipo era el encargado de apuntar donde estaban las cartas emparejadas. Había que encontrar todas las parejas de números en el menor tiempo posible. Con este ejercicio nos dimos cuenta de la importancia de tener una buena estrategia preparada, que todos los integrantes del grupo estuviesen de acuerdo, entendiesen la estrategia que se iba a llevar a cabo y el trabajo en equipo.

• Torre de papel
Divididos en grupos de cinco personas teníamos que construir una torre de papel de mínimo 1,85 metros. Una vez más, tuvimos que preparar una estrategia para comprar los materiales (se podía utilizar papel, grapas y celo); para ello, era necesario prever los materiales que necesitaríamos, cómo queríamos construir la torre. En este ejercicio era muy importante tener claro cómo se quería construir la torre, para no desperdiciar dinero y materiales, así como, saber improvisar en caso de que el plan inicial no funcionase.

• Torre de azúcar
En el mismo grupo que en el de la torre de papel, nos dieron 10 terrones de azúcar y todos los integrantes del grupo tenían que escribir una letra en cada cara, una persona tenía que tener los ojos vendados y una mano en la espalda. Los demás miembros del grupo podían ver, pero no podían utilizar sus manos, solo podían hablar. La persona con los ojos vendados tenía que construir una torre con los terrones de azúcar conformando una palabra de máximo 10 letras. Era muy interesante trabajar en equipo con ciertas limitaciones y conseguir un resultado final de éxito.

Otras actividades las realizamos en la calle:

• Emprendimiento social
Por parejas y en filas fuimos a distintos puntos de Zagreb; mientras andábamos de un sitio a otro teníamos que responder a una serie de preguntas acerca el emprendimiento social y desarrollar nuestra respuesta con el compañero. Las preguntas estaban relacionadas con qué
significaba para nosotros el emprendimiento social, qué objetivos tiene este tipo de emprendimiento para cada uno de nosotros, qué significa la disciplina y cómo de importante es a la hora de conseguir objetivos, etc.

• Treasure Hunt
Por grupos teníamos que llevar a cabo 10 tareas que estaban indicadas en el grupo de Facebook que compartíamos todos. Las tareas estaban repartidas a lo largo de Zagreb y teníamos 30 minutos para realizarlas. Otras actividades importantes eran el desarrollo de las actividades del emprendimiento social; desarrollar los proyectos y las ideas. Para ello, primero, nos dividimos en varios grupos y, en
estos grupos, es donde desarrollamos una idea.

Más tarde, un miembro de cada grupo salía a presentar la idea delante de los compañeros; estas presentaciones fueron grabadas. Una vez vistas las presentaciones en vídeo se habló de la importancia de hablar en público y en cómo puede influir al intentar conseguir inversores para nuestro proyecto.Una vez procesada esta información, se volvió a presentar la misma idea, esta vez, incorporando las mejoras que se habían planteado a la hora de presentar y hablar en público. Una vez terminada la segunda ronda de las presentaciones se votaron las seis ideas que más gustaron. A partir de ese momento, cada persona eligió qué proyecto quería desarrollar. Las siguientes actividades que se hicieron en relación al emprendimiento social fueron desarrollando la idea elegida en las presentaciones. Para ello, se llevaron a cabo varias sesiones en las que se definieron el cliente objetivo de la idea, la edad, qué tipo de actividades se va a llevar a cabo, a través de qué tipo de producto se va a sacar beneficio para emprender la labor social.

Para practicar cómo desarrollar una idea que ya está puesta en marcha durante un tiempo determinado tuvimos que llevar a cabo una estrategia de marketing de OAZA vista dos años en el futuro. Cada miembro del grupo tenía una tarea: branding, economía, abastecimientos, etc. Cada uno teníamos que presentar una mejora en nuestro apartado al resto del equipo. Una vez desarrollada
la estrategia, tuvimos que preparar una presentación para defender nuestra estrategia delante de los demás compañeros y un jurado.

También visitamos la organización Martinov Plašt, cuyo objetivo, a través del emprendimiento social, es ayudar a los sin techo en Zagreb. Visitamos las instalaciones, las señoras que fundaron la organización nos hablaron sobre los proyectos que llevan a cabo y cuáles son los planes del futuro para la organización. Fue muy interesante ver cómo funciona una organización de estas
características en el día a día.

El mismo día visitamos el evento Zagreb Connect, en el que se presentaban todas las nuevas ideas de start-up. Fue muy revelador ver a todas esas personas jóvenes presentar sus proyectos y las nuevas ideas.

 

        ZAGREB, CIUDAD DE LUCES

                     

La capital croata esconde muchas sorpresas y pudimos descubrir algunas de ellas gracias a esta experiencia.

Es una ciudad llena de vida, colores, movimiento y con infinidad de callejones y pasajes que hacen que tu interés por descubrirla crezca cada minuto que paseas por sus calles. Además, si tienes la suerte de visitarla en el comienzo de las fechas navideñas como nosotras, ¡entonces acabas enamorada!

Vivimos el comienzo de la navidad en Zagreb, que se llenó de luces, abrió su mercado navideño y convirtió la parte alta de la ciudad en un paraíso en el que te sentías como en un cuento encantado. Allí, pusieron un escenario y cada noche hacían un concierto con música típica o un espectáculo, un ambiente festivo del que pudimos formar parte tres noches magníficas.

Y no solo eso, nuestra estancia en Zagreb coincidió con la apertura del Tunel Gric decorado con adornos de Navidad, uno de los grandes atractivos turísticos. Tanto el restaurante de OAZA como el hostal (al lado del segundo funicular más corto del mundo) que escogieron para alojarnos están ubicados en pleno centro de la ciudad por lo que tuvimos muchas facilidades para desplazarnos y realizar turismo en nuestro tiempo libre.

Visitamos el Mercado de Dolac a primera hora de la mañana, rodeadas de gente local, frutas, verduras… todo tipo de cosas. Nos impactó su catedral, tanto por dentro como por fuera, así como la Iglesia de St. Mark.

Pudimos observar alguna de sus tradiciones, como la de ir a rezar a la virgen María en el Puente de Piedra (Kamenita Vrata), que marca la entrada a la parte alta de Zagreb y es una de las cuatro puertas que formaban parte de la muralla que rodeaba la ciudad que quedan en pie. Respiramos naturaleza en estado puro en dos de los lugares más verdes de la ciudad: su Jardín Botánico y el parque Maksimir, donde dimos un paseo, hicimos fotografías, conversamos y nos conocimos un poco mejor intercambiando experiencias y risas. Además, de camino pudimos ver importantes edificios como el del Teatro Nacional.

También aprovechamos su oferta cultural, ya que Zagreb cuenta con salas de museo y exposiciones que merece la pena visitar como el Museo de las Relaciones Rotas o el Museo de las Ilusiones Ópticas, ¡fue una experiencia muy divertida e inolvidable!

Zagreb nos ha encantado tanto de día como de noche. Tiene muchísimos bares llenos de ambiente y visitamos muchos de ellos, degustamos cervezas artesanales, escuchamos música en directo… ¡Realmente auténtico! Pero sin duda, uno de los lugares favoritos de reunión al acabar nuestro intenso día era el propio bar del hostal. Allí nos juntábamos todo el grupo y cada noche era diferente: nunca olvidaremos la noche de karaoke en la que cantamos todos juntos y brindamos con el licor típico, la rakia, tanto que incluso nos atrevimos con letras croatas. Es increíble y nos encantaría volver para conocer todas las montañas y paisajes que rodean este gran destino.

CUANDO EL PROYECTO SE ACABA

Una de las cosas que siempre intento explicar a mis amigos y conocidos sobre los proyectos de Erasmus+ es la cantidad de sentimientos que se generan en tan pocos días. Casi nadie comprende cómo es posible conectar tan bien en un espacio tan corto de tiempo y todo el
mundo considera una locura, pero lo cierto es que muchas de las amistades que se forman aquí se mantienen durante muchos años.

Parece mentira que en tan pocos días sea posible pasar por tantas emociones: los días son largos porque no paras de hacer cosas, no paras de aprender, conocer, sentir curiosidad. A pesar de que hoy en día gracias a internet y a las redes podemos conocer todo de todas partes, las frases que más se repiten son “¿cómo se dice esto en tu idioma?” o “¿vosotros cómo hacéis esto?” como niños pequeños aprendiendo de primera mano cómo funciona el mundo, porque nada es mejor que aprender de otros.

Hay tiempo hasta para lloros, porque hasta los que más claman no llorar nunca acaban soltando alguna lagrimita. Decir adiós siempre es
difícil pero en esta situación se complica mucho más: siempre hay alguien con quien has formado una conexión brutal, alguien que te ha inspirado a cambiar algún aspecto de ti misma, alguien con quien te has reído sin parar, alguien que trabaja o estudia lo mismo que tú y con quien has intercambiado experiencias e ideas, o incluso otro grupo nacional que sientes como si fueran tus hermanas o las conocieses
de toda la vida.

Compartir tantas experiencias con gente que tiene ideas, opiniones y puntos de vista tan potentes abre tu mente y te hace comprender la importancia de escuchar todas las voces y entender otras perspectivas. Decirle adiós a un grupo tan interesante te hace darte cuenta de que quizás no vuelvas a ver a muchas de esas personas, pero los recuerdos que habéis creado estarán para siempre y cambiarán profundamente tu forma de ver el mundo. Es muy bonito despedirse de todo el mundo con un “nos encontraremos otra vez”, es muy bonito tener esa esperanza y esas ganas. Y lo mejor de todo es que muchas veces, ¡acaba pasando!

Tener un amigo en cada país europeo hace que añadas nuevos lugares en los que nunca habías  pensado a tu bucket list de viajes: ahora con una motivación nueva, reencontrarte con esa persona a la que conociste de forma aleatoria y que por unos días hizo te enseñó tantas cosas e hizo tu vida un poquito más feliz.

Claudia Andro
Iris García
Cristina Ibarzabal
Paula Pérez

Te puede interesar...

7 de January de 2020
LOS PARTICIPANTES DE KEEP NATURE CLEAN: ESLOVENIA NOS CUENTA SOBRE SU EXPERIENCIA
Actividades interesantes: - Recogida de basura de camino al lago de Murska - Visita a una granja de manzana con degustación de productos, también la señora explicó en qué consiste...
20 de December de 2019
Alba nos cuenta su experiencia en Rzeszów, Polonia
      Antes de empezar esta aventura, debo admitir que tenía un poco de miedo. Irse dos meses a un país nuevo, lejos de casa y sin conocer a...
30 de October de 2019
XII Feria del CJZ
El 29 de octubre 2019, la Plaza del Pilar dio la bienvenida a la XII Feria de CZJ, con la participación de  asociaciones/colectivos juveniles de la ciudad que promoven el voluntariado en Zaragoza. Durante todo el día, de 11 a 21 horas, hubo stands con actividades para jóvenes, actuaciones musicales, batukada, malabares, exhibiciones deportivas, danza contemporánea, K-pop, monólogos,  actividades pro diversidad. Viaje a la sostenibilidad ha participado activamente con...